¿Qué pasó en el Legal Design Challenge?

¿Qué pasó en el Legal Design Challenge?


Crónica del 1er Legal Design Challenge #ESLegalDesign

Este post es un poco largo, así que puedes usar los accesos directos indicados a continuación para ir directamente a la parte que más te interesa. Encontrarás también varios vídeos del evento. 

CONTENIDO

1. ¿Qué es el Legal Design Challenge?

2. ¿Quién asistió al Foro de Expertos en Derecho Comprensible y Transparencia?

3. ¿De qué se habló en el Foro de Expertos en Derecho Comprensible y Transparencia?

4. ¿Quién ha participado en los talleres?

5. ¿En qué consistieron los talleres?

6. ¿Qué ejercicios realizaron los participantes en los talleres?

7. ¿En qué consistió el concurso?

8. Premio y premiados

9. ¿Cómo se difundió el evento?

10. Conclusiones

¿Qué es el Legal Design Challenge?

El Legal Design Challenge, #EsLegalDesign en redes, es un programa innovador que tiene como objetivo mejorar la experiencia jurídica de los clientes. Organizado por el Instituto de Innovación Legal (IIL) con el patrocinio de Thomson Reuters, la Universidad CEU San Pablo, reclamador.es, Vector y Wacom, se celebró los pasados 17 y 18 de abril de 2018 en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y en la facultad de Derecho de la Universidad CEU San Pablo (Madrid).

El programa constó de tres partes: un foro de expertos en Derecho comprensible y transparencia, unos talleres formativos en Legal Design Thinking y un concurso, el “challenge”, en el que un jurado conformado por María Jesús Alonso, Vicente Gil, Amalia Iraburu, José Luis Piñar, Daniel Rubio y Rodrigo Tena, escogió entre los 8 equipos participantes, formados por abogados, responsables de marketing, de experiencia de cliente y de “compliance”, al que logró diseñar la mejor infografía y el contrato más comprensible.

¿Quién asistió al Foro de Expertos en Derecho Comprensible y Transparencia?

Al Foro de Expertos en Derecho Comprensible y Transparencia con clientes asistieron casi 300 personas. Entre el público asistente había abogados, registradores, notarios, estudiantes, catedráticos, académicos y responsables de marketing, de experiencia de cliente y de “compliance”. Todos con un objetivo común: aprender sobre derecho comprensible y transparencia en los contratos y precontratos para así poder ofrecer una buena experiencia del cliente (CX).

 

 

¿De qué se habló en el Foro de Expertos en Derecho Comprensible y Transparencia?

El foro de expertos fue inaugurado por Carlos del Valle, decano de la Universidad CEU San Pablo, y José María Alonso, decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Posteriormente, María Jesús González-Espejo (ILL) impartió una ponencia sobre el rol de los juristas y lo jurídico en la experiencia del cliente, en la que subrayó que los juristas tienen que “aprovechar las ventajas que ofrece la tecnología para generar mejores experiencias en las relaciones jurídicas y aprovechar lo que metodologías como el Legal Design Thinking ofrecen para diseñar documentos legales capaces de satisfacer las necesidades del cliente, porque el cliente hoy, ya no es como antes. Si quiere, tiene herramientas poderosas a su alcance, sobre todo las que pueden dañar la reputación corporativa”.

Carlos Pérez del Valle, Decano de la Facultad de Derecho en el CEU San Pablo, y José María Alonso, Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

Por otro lado, expertos en Legal Design Thinking de otros países explicaron a través de videocomunicados su visión sobre la utilidad de esta disciplina en el sector legal. A continuación, Ángel Sánchez Aristi (Dictum Futurae), María José Huertas (Repsol) y Laura Fauqueur (IIL) explicaron a los asistentes qué es esta disciplina y para qué la están utilizando en sus organizaciones. Para Fauqueur, “las aportaciones del Legal Design Thinking al sector jurídico en España están aún por llegar. No es más que el inicio del movimiento innovador y transformador que tanto necesita la Justicia”.

Ángel Sánchez Aristi, Director de Estrategia de Fifed y Socio Fundador de Dictum Futurae, y María José Huertas, Mánager de la asesoría Jurídica General, Tecnológica y Negocios emergentes de Repsol 


En el Foro de expertos también participaron Anxo López González (BBVA), quien expuso el proyecto de Design Thinking de su entidad y Jaime Barbero (Thomson Reuters), que presentó la tecnología Contract Express para gestionar integralmente la contratación de las empresas y Pablo Rabanal (reclamador.es), que expuso cómo su empresa utiliza la tecnología en todos sus procesos y el exitoso modelo de negocio, que les ha posicionado como una de las empresas que más demandas interponen cada mes en los juzgados de España.

Anxo López González, Lead Design Strategist BBVA, Jaime Barbero, Value Proposition Manager en Thomson Reuters, y Pablo Rabanal, Director General de reclamador.es.


En la mesa moderada por el editor de Confilegal Carlos Berbel, Eugenio Ribón (abogado), Carlos Ballugera (registrador) y Rodrigo Tena (notario) repasaron la legislación y la jurisprudencia sobre transparencia y comprensibilidad.

Carlos Ballugera, Registrador de la propiedad, Rodrigo Tena, Notario y editor del blog Hay Derecho, Eugenio Ribón, Abogado y vocal del ICAM. Presidente de la Asociación de Abogados de Derecho del Consumo, y Carlos Berbel, Editor de Confilegal.


Finalmente, Sara García (Legálitas), María Belén Pose (Arag) y Esperanza Medrano (UNESPA) hablaron sobre la visión de la industria en esta materia y expusieron políticas y soluciones concretas para satisfacer las necesidades de los clientes en las relaciones jurídicas con las empresas.

Sara García, Abogada de Legálitas, y María Belén Pose Vidal, Abogada, Directora de la Asesoría Jurídica Corporativa ARAG SE, sucursal en España y vocal de la sección de Derecho de Circulación del ICAB.

¿Quién ha participado en los talleres?

Un total de 24 personas participaron a los talleres y en el Challenge posterior, divididos en 8 equipos de 3 profesionales: el equipo ARAG, el equipo DAS Seguros, el equipo Vector y el equipo BBVA seguros. Aparte de estos 4 equipos corporativos, se formaron otros 4 equipos con los profesionales que se habían apuntado de forma individual.

 

¿En qué consistieron los talleres?

Se impartieron dos talleres de 5 horas, cada uno dirigido a formar a los asistentes en las disciplinas del Design Thinking, Visual Thinking y Legal Design. El objetivo era aprender de forma muy tangible cómo mejorar servicios y documentos jurídicos usando técnicas y herramientas de Design Thinking. El aprendizaje fue completamente experiencial, por lo que los equipos aprendieron practicando, escuchando, hablando, diseñando, jugando, escribiendo y dibujando.

¿Qué ejercicios realizaron los participantes en los talleres?

Si bien existe una multitud de ejercicios de legal Design Thinking, únicamente se pudo llevar a cabo una selección de algunos de ellos (14 en total) por la limitación de tiempo existente.

Para los ejercicios prácticos, el taller de Design Thinking de la tarde se centró en el supuesto imaginario de que los equipos trabajaran en la mejora de la experiencia del usuario de una notaría que acude a ésta a realizar su testamento. Los participantes trabajaron desde el rol de consultores contratados para ayudar al notario a ofrecer a sus clientes una experiencia satisfactoria en todo el “viaje” de este servicio. En el taller de Legal Design se trabajó con el supuesto de ser abogado de una SL Nueva Empresa desde su creación.

En el segundo taller se trabajó con la plantilla de Contract Canvas, creación propia del IIL, que ayuda en el proceso de Design Thinking a identificar elementos clave para diseñar contratos de otra forma, centrada en las necesidades e insights del cliente.

¿En qué consistió el concurso?

Un total de 8 equipos, cada uno formado por tres personas, compitió sobre el mismo documento, el modelo que facilita la Agencia Española de Protección de Datos para el contrato de encargado de tratamiento de datos, que debieron convertir en un documento comprensible, transparente y accesible, y por otra en una infografía explicativa del proceso y los pasos necesarios. Todo ello aplicando las técnicas aprendidas en los talleres y usando las herramientas facilitadas por los docentes para ello.

Durante 2 horas y media, todos los equipos trabajaron de forma muy intensa, ayudados por un panel de consumidores, a quienes podían consultar y someter a prueba sus contratos y documentos.

A continuación, cada equipo expuso al jurado su trabajo, mostrando los distintos entregables solicitados para la competición: su Contract Canvas, el contrato y la infografía de apoyo.

Premio y premiadas

El premio recayó en el equipo formado por Esther Bueno Benito, Mª del Carmen Ortega Arasco y Marta Chaso García, del equipo Vector. Todas ellas profesionales adscritas a la Oficina Técnica del Ministerio de Justicia.

Ortega Arasco comentó finalmente: “Me ha gustado mucho la experiencia en LDC, he aprendido mucho sobre Legal Design y ha sido muy dinámico, sin duda una experiencia a repetir”.

 

¿Cómo se difundió el evento?

El Foro de Expertos en Derecho Comprensible y Transparencia se difundió en streaming a través de Youtube. También a través de las redes sociales, como Facebook y Twitter, donde se mantuvo una interacción continua tanto en el Foro, como en los talleres y, por último, en el Challenge. De hecho, el Legal Design Challenge fue Trending Topic nacional con su hashtag #ESLegalDesign.

 

Conclusiones

Durante dos días el LDC ha permitido vislumbrar que hay una disciplina que está pidiendo paso a voces: el Legal Customer Experience. Se trata de una ciencia donde convergen el Derecho Comprensible y la Transparencia con las mejores prácticas de marketing y comunicación. Esta ciencia ubica al cliente, al consumidor, al usuario en el centro de las relaciones jurídicas entre éstos y las empresas y organizaciones de cualquier naturaleza, pública o privada.

Hoy hay metodología, esencialmente el Legal Design Thinking y tecnología que permiten a la empresa generar buenas experiencias en este campo. El jurista tiene el deber de conocerlas y aplicarlas, porque está en juego la reputación de su empresa u organización. Hoy es posible y necesario generar experiencias satisfactorias en lo legal y a nuestro alrededor todos los signos: la legislación y la jurisprudencia y sobre todo la voz del cliente, invitan a pensar que no hay tiempo para postergar el momento de comenzar a hacerlo.


Posts relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X