CLO chief legal operations

Tribuna de M. J. González-Espejo publicada en el Diario La Ley: “CLO, un puesto con futuro en las empresas”


Artículo originalmente publicado en el Diario La Ley, por María Jesús González-Espejo.

Hace un año oí en una de las reuniones de la Junta Directiva de ELTA por primera vez la palabra CLO. Confieso que tuve que preguntar por su significado y la respuesta que me dieron fue: es la asociación que reúne a los Chief Legal Operations (ver sitio web). Si se consulta el sitio web de esta asociación, le informa de que cuenta con 1360 miembros, que representan 688 de las que 151 pertenece al Fortune 500. Es decir, que se trata de un colectivo importante de profesionales. Por otra parte, declaran que su misión consiste en “…un mundo impulsado por la tecnología y los datos, cuando las empresas se mueven más rápido que nunca, lo legal está totalmente obsoleto. Nuestra industria se ha congelado en el tiempo, es adversa al cambio. Organizamos a todos los integrantes del ecosistema legal para reformarlo y dar forma a nuestra industria. Queremos crear un nuevo y mejor futuro para el sector legal”. Realista y a la vez ambiciosa declaración que nos ilustra sobre el rol de los CLO y su íntima relación con la innovación y la tecnología”. Tengo que confesar que me sorprendió la crudeza de esta declaración, que por otra parte comparto en parte, como bien saben quienes conocen mi dedicación profesional. “Lo legal está obsoleto”, “sistema congelado en el tiempo”…. quizás sin llegar a esos extremos, sí podemos afirmar que hay campo para profesionales que se dediquen a mirar al futuro, a imbricar a los juristas con otras profesiones, a mejorar procesos, probar tecnología o introducir criterios de medición del riesgo legal o del resultado del trabajo de los abogados. En suma, los CLO parece tener mucho sentido, pero ¿qué es un CLO realmente?

¿Qué es un CLO?

Los CLO son esencialmente responsables de:

  • Resolver asuntos.
  • Gestionar la asesoría interna y,
  • Gestionar los riesgos legales de la empresa.

Una de las debilidades típicas del área legal es ser considerada un mero centro de costes y además de costes importantes, derivados sobre todo del precio de los servicios de los despachos externos que se subcontratan. Ello dificulta al área legal lograr en ocasiones el apoyo para poder realizar otro tipo de gastos en formación o tecnología. A través de un enfoque del área legal como área de operaciones, es posible transformar la actividad del área en un área de beneficios y no en un mero centro de costes.

La responsabilidad principal de un CLO es lograr la máxima eficiencia en la prestación de los servicios legales y para ello deben gestionar de la mejor forma posible: plataformas, procesos y personas. En suma, su función exige ser bueno en el:

  • Análisis de procesos.
  • Tener un radar para detectar la mejor tecnología, algo que no resulta fácil en un entorno como el actual en el que surgen nuevas tecnologías y nuevas herramientas cada semana, unas buenas, otras menos buenas.
  • Y ser capaz de gestionar bien personas.

Las tareas a las que dedica su tiempo un CLO abarcan: la gestión financiera, la gestión de las relaciones con los despachos colaboradores, la transformación digital y la gestión de las personas, la gestión del día a día de la asesoría: atención al cliente interno, el reporting, etc.

Algo que resulta innovador del trabajo del CLO es su rol de medición. En relación con esta última actividad, algunos de los aspectos cuya medición puede interesar al CLO son:

  • Nº de asuntos gestionados.
  • Nº de consultas respondidas.
  • Plazo de respuesta a consultas.
  • Plazo de resolución de asuntos.
  • Nº de pleitos con objetivos conseguidos.
  • Ingresos por pleitos ganados.
  • Reducción en gastos de contratación de abogados externos.
  • Implantación exitosa de tecnología y éxito en proyectos de gestión del cambio.
  • Formación recibida y habilidades y conocimientos adquiridos por los miembros del equipo legal.

¿Y cómo es el perfil del CLO?

En muchos casos son abogados que en un momento determinado de su carrera acceden al puesto desde la propia asesoría y en otros, profesionales contratados expresamente para ejercer este puesto. Por otra parte, el CLO necesita trabajar mano a mano con otros departamentos como el de tecnología y sistemas, innovación, recursos humanos, marketing.

El CLO, como hemos visto, trabaja con presupuestos y KPIs, por lo que un buen manejo de los números y de las herramientas de medición, le resultarán necesarios.

Todo la anterior exige que el CLO destaque en las siguientes habilidades:

  • Liderazgo.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Comunicación oral y escrita.
  • Gestión de proyectos.
  • Gestión del tiempo.

Y en relación con los conocimientos debería además de tener los jurídicos necesarios para entender sobre el contenido del trabajo, saber sobre planificación estratégica, gestión de riesgos jurídicos, control financiero, gestión de personas, de clientes y del conocimiento.

¿Cuándo es necesario nombrar un CLO?

El perfil de las empresas que tienen un profesional con este puesto es de gran empresa, con operaciones internacionales. Según señala la consultora Altman Weil en 2017 el 40% de las empresas han nombrado un CLO y una asesoría interna en función de su tamaño contaría con:

Tamaño de la asesoría Personal CLO Personal CLO
1 a 3 1 CLO a tiempo parcial
4 a 15 1 CLO a tiempo completo
Más de 16 1 equipo con miembros especializados en las diferentes funciones: tecnología, finanzas, gestión de personas, gestión de las relaciones con los despachos, etc.

Conclusión

En conclusión, la complejidad del entorno actual está justificando la creación en cada vez un mayor número de empresas del puesto de responsable de operaciones legales o chief legal operations (CLO) y en grandes empresas, incluso de la creación de un equipo dedicado al control de las operaciones legales. Su rol no es ni el del abogado, ni el del Compliance, sino el que requiere la cada vez mayor complejidad de la gestión del riesgo jurídico en las empresas. Medir el riesgo legal, hacer un plan para mitigarlo en el que se pueden incluir medidas como la incorporación de tecnología, la formación del equipo de abogados en habilidades o conocimientos nuevos o la medición de los resultados obtenidos por el trabajo del área con la finalidad de transformarla en área generadora de beneficios en lugar de en un centro de costes, son las principales funciones de un CLO, un puesto realmente interesante para los abogados con experiencia jurídica que ambicionan desarrollar una carrera directiva que supere la tradicional de ser un profesional de apoyo en cuestiones legales para la organización y en el que parece haber buenas oportunidades de carrera.


Posts relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X