201705.29
0

Discurso de presentación de JustiApps 2017 #HackTheJustice

Director General, patrocinadores, colaboradores y amigos.

Quiero en primer lugar daros las gracias por estar hoy aquí con nosotros, en este acto de presentación oficial de la segunda edición de nuestro programa JustiApps HackTheJustice.

Si comparamos el estado de la innovación y del desarrollo de tecnología para el sector legal, la llamada LegalTech, con el de hace dos años, cuando concebimos el lanzamiento de JustiApps, mucho ha cambiado. En este último año y medio, han surgido interesantes iniciativas auspiciadas por juristas, empresas y organizaciones de toda índole como incubadoras, labs, congresos, talleres, cursos, etc.

Es innegable que la innovación y la LegalTech están de moda. Pero también lo es, que aún queda mucho por hacer:

  1. En las universidades y colegios profesionales, dotando a los juristas de las competencias y conocimientos tecnológicos que necesitan para hacer bien su trabajo.
  2. En los despachos de abogados, notarios, procuradores, etc. gestionando la transformación digital de sus organizaciones. Migrando del papel a los bits; adquiriendo y utilizando tecnología de vanguardia e incluso desarrollando la suya propia.
  3. En la administración de Justicia, imbricando en las raíces de la misma también lo mejor que puede ofrecer la innovación y la tecnología.

Ante estos retos, programas como el que hoy presentamos, suponen una clara respuesta. 

Existen varias diferencias entre el programa que lanzamos hace un año y medio y el que presentamos hoy:

  1. La primera y más importante son las personas que estamos detrás del proyecto. Mientras que la primera edición fue una gesta individual, ahora somos tres personas quienes lo impulsamos y lo hacemos, desde el Instituto de Innovación Legal, que creamos en mayo de 2016, una de las participantes del primer Hackathon, Laura Fauqueur y yo. En enero se unió a nosotras Amanda Guglieri. Las tres estamos convencidas de que hay mucho por hacer para acercar la tecnología al mundo del Derecho y para lograr que tecnólogos y juristas trabajen mejor juntos, aprendiendo unos de otros, comprendiéndose mutuamente y desarrollando en equipo, tecnología innovadora. Desde nuestro querido y ya apodado de forma jocosa por nosotras mismas, hiperactivo instituto, sólo en un año de actividad, hemos organizado dos ediciones del Encuentro de Community Management y RRSS en el sector legal, que hoy es el foro de referencia para analizar el impacto de internet en el sector.   También hemos lanzado una línea de formación on line con propuestas de cursos totalmente novedosos y hemos editado varios ebooks.
  2. La segunda, diferencia está en quienes patrocináis y apoyáis esta segunda edición. Algunos repetís, como este Ministerio, Everis, FIDE, Hackathon Lovers, Ilunion y Amazon y nuestros media partners: Confilegal, El Jurista, Law and Trends, Noticias Jurídicas, etc., pero para otros, como la comunidad de desarrolladores Betabeers, Thomson Reuters o la Asociación y el Colegio de Ingenieros de Telecomunicaciones de Madrid, es vuestra primera vez. Por nuestra parte deciros que haremos lo posible para que estéis muy satisfechos con el retorno obtenido por darnos este apoyo.
  3. La tercera diferencia estriba en las actividades que componen el programa:
  • Al concurso de ideas a la ciudadanía hemos añadido un concurso universitario de ideas que a través del Aula Thomson Reuters, se canalizará a numerosas facultades de Derecho de toda España y tiene por objetivo lograr que los estudiantes propongan ideas y se conviertan en emprendedores.
  • El foro sobre Justicia y Datos legales abiertos que coorganizaremos con Novagob, cuyo Director Francisco de Rojas, nos acompaña hoy también aquí, está previsto para el mes de octubre próximo y desea erigirse como referente en el debate sobre los datos y la Justicia abierta que el sector necesita para desarrollar más y mejor tecnología.
  • Por último, el apoyo decidido que vamos a dar a los equipos que participen en el hackathon y que deseen convertir sus prototipos en algo más y se lancen a emprender.

Estamos seguras de que es posible ser disruptivo en materia de Justicia y hacerlo no significa, como algunos creen, comprar software y hardware, sino hacer las cosas de forma diferente y sobre todo, hacerlas. Nosotros con nuestro programa, nos hemos atrevido a ello:

  1. Brindando al ciudadano la oportunidad de proponer ideas para desarrollar tecnología para una mejor Justicia.
  2. Formando a los juristas en competencias digitales a través de nuestros debates INNOTECH y publicaciones.
  3. Fomentando el debate para promover la apertura de los datos que necesita el sector legal para desarrollarse.
  4. Y apoyando a los emprendedores Legaltech a través de la organización del Hackathon, premiando las mejores soluciones y facilitando apoyo posterior a los equipos participantes que deseen convertirse en startup jurídicas.

Está claro que nuestro sistema de Justicia tiene problemas endémicos y de difícil solución, como la dispersión de competencias, la carencia de recursos financieros y humanos. Está claro también que la Justicia puede ser más cercana y eficiente, que los ciudadanos nos merecemos rapidez en la respuesta; transparencia y escucha activa; poder participar en la elaboración de las normas; una mayor comprensión por parte de quienes tienen su mano la administración de la Justicia; etc. e iniciativas como nuestro programa pueden ayudar a que las cosas cambien. No quiero acabar mi discurso sin señalar que el sector legal no puede quedarse atrás en la revolución tecnológica y debe sumarse con pasión a ella. Ganará así en eficiencia, seguridad, tranquilidad, tiempo y dinero. Una Justicia innovadora y de vanguardia es posible y es responsabilidad de todos nosotros construirla.

Muchas gracias. 

María Jesús González-Espejo

Socia Fundadora del Instituto de Innovación Legal

En Madrid a 29 de mayo de 2017.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *