201704.10
0

Periodista versus Community Manager: La lucha por los contenidos en Social Media


Este artículo de Hans A. Böck que habla
de la lucha de contenidos en Social Media y
es parte del ebook “Redes sociales
en el sector legal”, coeditado con Lefebvre
y descargable gratuitamente
desde aquí.
Si te interesa formarte como Community
Manager, el Instituto de Innovación
Legal y discentius tienen este certificado.


Las cifras son alarmantes para algunos y señal de victoria para otros. Según nos cuenta IAB Spain, la población en España de personas entre 16  y 55 años es de 25,4 millones. De ellos un 75% son internautas, y el 81% usuarios de redes sociales. Tenemos en España una “audiencia de 15,4 millones en las redes sociales que pasan casi tres horas a la semana recibiendo información, música o videos de las redes”.Nuestro entorno informativo está cambiando de forma drástica e irreversible. Los medios de comunicación tradicionales han perdido la batalla frente a lo que en inglés acertadamente se llama “social media” y que en nuestro castellano llamamos “redes sociales”.

Mientras tanto, la radio generalista en España, según la última oleada de EGM tiene una audiencia de 11.680.000. La audiencia de los periódicos es de 10.878.000 y solo la Televisión gana a las Redes Sociales con casi 35 millones de espectadores.

Con estas breves cifras subrayamos la importancia que ha adquirido la comunicación a través de las Redes Sociales y por ende la importancia que tienen los profesionales que gestionan estas nuevas fuentes de información, promoción y ocio que hablan a nosotros, a nuestros hijos, a nuestros padres e incluso abuelos, a través de la gestión de contenidos en Social Media

Ya indicamos que los grandes perdedores en esta revolución mediática son los medios tradicionales y sobre todo los periódicos en papel, cuya tradición sigue marcando el paradigma mental de los periodistas y editores de medios. Un ejemplo claro puede ser que en la mayor parte de programas tanto de radio como de televisión seguimos utilizando términos como portada o contraportada para las secciones de las emisiones. Sin embargo el 80% de los internautas no le prensa en papel, no conoce lo que significa una contraportada porque en su entorno digital no hay hojas de papel y el contenido va organizado de forma diferente y probablemente por un algoritmo que conoce sus preferencias.

Con todo ello podemos constatar claramente que el periodismo clásico ha desaparecido (salvo en algunas cavernas).

Richard y David Süsskind ni nombran los periodistas entre las profesiones dentro de su libro “The future of the professions” y al preguntarles por qué esta exclusión, los autores contestan por que no es una profesión que entregue un servicio al consumidor de forma directa, como pueden ser médicos, arquitectos o abogados.

El Comitee of Concerned Journalists, fundado en la Columbia University, alerta desde hace muchos años sobre la desaparición de la noticia y la aparición de “entretenimiento” y noticias de sucesos en los medios tradicionales. Esta tendencia de erosión ha llegado a su cúspide y se encuentra con un nuevo aliado que son los gestores de los social media, generalmente de corporaciones y organizaciones públicas y privadas, blogueros, youtubers, e “influencers” que han encontrado en los “social media” su plataforma de divulgación.

La generación de opiniones, informaciones, estudios y blogposts se ha convertido en una industria con más audiencia que los medios tradicionales. Los profesionales que pueden estar detrás de las publicaciones sin embargo no siempre van guiados por los principios de veracidad, imparcialidad o rigor informativo.

A un Community Manager de una corporación no se puede exigir que encuentre argumentos en contra de los mensajes de su empleador, ni que contraste las informaciones que pueda publicar en los blogs y redes de la empresa.

Los influencers y youtubers han encontrado en el patrocinio de empresas una fuente de ingresos para financiar sus aventuras en los “social media”. Claro está que el patrocinio exige contraprestaciones.

En una reciente jornada sobre tecnología digital y las libertades celebrada durante la edición 2016 del Hay Festival de Segovia, los panelistas como el filosofo Javier Gomá, alertaron sobre “la falta de instrumentos éticos para esta libertad ampliada” que puede poner en peligro la gestión de contenidos.

La automatización de la gestión de contenidos en Social Media con motores de búsquedas, sistemas automatizados para contenidos de tuits, etc. es la segunda barrera que ha caído frente a la comprobación de fuentes y de autenticidad de las noticias. Prevalece el criterio de tendencia para que los algoritmos lancen los mismos mensajes en la casi totalidad de plataformas o redes, sean verdaderos o sean falsos.

La batalla por la inmediatez entre Twitter, Facebook, bloggers y medios está servida. Qué y quienes serán las victimas está claro: también la veracidad, confirmación y los lectores o internautas menos educados. Ser el primero/a en publicar resalta la posición de los buscadores y ayuda en el SEO. Un valor más importante que la veracidad o el análisis, claro está.

Pero los contenidos en Social Media también provienen de maquinas. Associates Press ha incorporado un sistema que redacta notas breves de forma automática. Servicios online permiten la selección de fuentes para generar contenidos automáticamente para sus clientes y sus redes sociales. Nuevamente se sacrifican las fuentes y la comprobación frente a la reproducción de contenidos en Social Media.

La figura de community manager y la de periodista están condenados a converger aunque no está muy claro cuál de los dos impondrá sus valores y razones.

La advertencia de Javier Gomá debería llevar a crear una clara imagen profesional del CM y sus valores éticos y su formación. Igualmente debería llevar al establecimiento de criterios de publicaciones en Internet para ayudar al consumidor de información sobre el tipo y uso de la información que recibe.

Igual que las asociaciones de prensa o asociaciones de periodistas hay que crear una red de asociaciones de CMs para debatir y analizar el entorno mediático de los “social media” y de su impacto sobre nuestras sociedades.

Los criterios de formación deberían unificarse aunque seguramente habrá perfiles de especialistas más allá de los que hoy por hoy conocemos.

Con la desaparición de los medios tradicionales y su papel de referencia para su comunidad de lectores, la construcción de nuevas comunidades (que por cierto ha sido el objetivo en los primeros años de Internet) es un objetivo prioritario para ayudar a orientar a los usuarios de contenidos multimedia y multi-plataformas a escoger, valorar y entender la información necesaria, útil y relevante dentro del tsunami de impactos que podemos tener todos a diario.

Los CMs y los periodistas tendrán un papel muy relevante en la organización de contenidos y en su creación para los diferentes soportes y probablemente con un dominio importante de las versiones audiovisuales de la información, al haber alcanzado el ancho de banda a la práctica totalidad de Internet para la transmisión de videos.

Los creadores de las nuevas comunidades serán también los protectores de sus consumidores frente al abuso de la gestión de sus datos de consumo de información que convertirá cualquier usuario en una figura de cristal, cuyos intereses y conocimientos estarán casi totalmente analizados.

La horizontalidad de Internet no se para ante ningún elemento. Su gestión será un reto a futuro para garantizar la libertad de expresión, la calidad de la información y el ejercicio de control de los poderes. Una conciencia de que se requiere un marco de derechos y obligaciones y una formación en valores, será la base para la evolución de nuevos soportes y de los medios, sean “social or traditional”.


Hans A. Böck (Donauwörth, Baviera, Alemania, 1960)

Hans es el fundador y actual director de la consultora Lawyerpress, que a su vez edita diferentes medios de comunicación dedicados al sector legal (Lawyerpress.com, Lawyerpress.TV y Derecho Abierto en Gestiona Radio).

Periodista con colaboraciones en más de un centenar de medios españoles, alemanes e anglosajones, se dedica desde hace más de 15 años a la comunicación corporativa, siendo pionero en la utilización de webs, blogs y redes sociales.

Su trayectoria periodística cuenta con estancias en las redacciones de The Guardian (Manchester), The Economist (Londres), El País (Madrid) y El Mundo (Madrid). Es periodista especializado en temas internacionales y económicos, donde ha sido corresponsal en diferentes escenarios internacionales.

En 1998 fundó Strong Element, como consultora de comunicación especializada ya en el nuevo entorno mediático. Ha asesorado a firmas internacionales como Bayersdorf, Osram, Reemtsma y ha realizado proyectos de promoción para la Unión Europea en Mercosur.

Es autor de una amplia seria de artículos y colaboraciones en libros sobre comunicación corporativa y el concepto de gestión de reputación.

Dirige actualmente elportal de actualidad del sector legal Lawyerpress.com y co-dirige el espacio Derecho Abierto en Gestiona Radio.

@LP_Hans

 https://es.linkedin.com/in/hansboeck